Seleccionar página
Pan de mungo sin gluten

Pan de mungo sin gluten

No soy partidaria de cocinar con harina de legumbre puesto que mi teoría sobre la digestibilidad y asimilación de sus nutrientes se basa en la adecuada transformación mediante germinado, cocción e incluso a veces fermentado antes de comerlas pero….
En este caso me aventuro en la experiencia de probar ( como en otros casos ) cómo me sienta y cuál es el resultado. Tened en cuenta que he utilizado una legumbre pelada para intentar que sea más digestiva.
Pues bien, como ya sabéis que me gusta ser sincera sobretodo en las texturas de los panes sin gluten, los cuales nunca van a parecerse en absoluto con los que sí contienen éste nutriente, os diré que no es un pan esponjoso, ni volátil, mas bien es un pan de peso, muy saciante y con un alto valor nutricional debido a sus ingredientes.
Sin más preámbulos desvelo la receta para que probéis y si se os ocurre alguna modificación que pueda mejorarlo en cuanto a textura, porfavor, comentadme!!!!
Algo verdaderamente indiscutible es su sabor, está muy rico.
INGREDIENTES:

  • 375 gr de judía mungo pelada remojada 8 horas (si no la encuentras puedes utilizar la normal alargando algo más su remojo)
  • 125 gr de coco rallado
  • 50 gr de lino remojado y escurrido mínimo 3 horas
  • 50 gr de chía remojado y escurrido mínimo 3 horas
  • 1 calabacín grande o 2 pequeños
  • 50 ml aove
  • 50 ml bebida vegetal
  • chorrito de limón
  • cucharadita de bicarbonato
  • 40 gr de psyllium

ELABORACIÓN:

  1. Escurre el mungo y enjuaga bien; llevalo a triturar junto con la chía, el lino, el coco, el calabacín, la bebida vegetal, el aove y el limón
  2. Por otro lado mezcla el psyllium con el bicarbonato, remueve bien y añade a la mezcla anterior volviendo a batir junto con el resto de ingredientes.
  3. Saca la masa del procesador y dale forma con tus manos haciendo algún corte en la parte superior para que el calor llegue al centro del pan.
  4. Dependiendo del grosor y la forma necesitará más o menos minutos.
  5. Vé tocándolo para saber cuándo está listo (debe quedar poco duro pero lo suficientemente cocido por dentro) Haz la prueba del palillo o cuchillo.
  6. Yo lo tuve aproximadamente 50 min a 180-170ºC e hice 2 barras con la cantidad de ingredientes que os propongo.

NOTAS: Esperad a que enfríe sobre rejilla, cortad a rodajas y congelad si así lo necesitáis. Si esperáis que enfríe lo podéis tener en la nevera alrededor de 10 días sin cortarlo previamente.

Bon Appetit!!!

IMG_20190911_215512

Tejas de amaranto

Que vas a salir al campo? que quieres un snack que puedas llevar donde sea y te combine con todo? que quieres que sea saludable, rico en nutrientes y fácil de hacer?….aquí lo tienes.
INGREDIENTES:

  • 400 gr de harina de amaranto
  • 4 cucharadas soperas de chía molida
  • pizca de sal
  • orégano y albahaca al gusto
  • 10 mitades de tomate seco

ELABORACIÓN:

  1. (Opcional) remojar el amaranto toda la noche con un medio ácido o en este caso una vaso de Kombucha para fermentarlo y sea más dijestivo.
  2. Escurrir con una bolsa de hacer bebida vegetal o un paño de gasa
  3. Triturar los tomates con agua
  4. En un bol disponemos todos los ingredientes y mezclamos
  5. Dejamos reposar 20-30 minutos para que la chía se hidrate un poco con el agua de triturar los tomates.
  6. Vertemos la mezcla sobre un papel de horno y extendemos con la ayuda de una espátula dejando la masa con un grosor muy muy fino
  7. La llevamos al horno durante 30 minutos a 170ºC aproximadamente vigilando que no se queme.
  8. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  9. Servimos con lo que nos apetezca, nos vale tanto para dulce como salado.

NOTAS: La masa debe quedar algo blandita, no como una galleta.
Puedes suprimir el tomate si no te gusta y añadir únicamente un poco de agua a la mezcla.
En este caso yo las he montado para una comida salada, con verduras al wok y queso mozzarella vegano.

Pan de mungo sin gluten

Pan de Quinoa

Me ha costado decidirme a hacer este delicioso pan; pues la incertidumbre del resultado me echaba para atrás y muy alegremente he de deciros que es un pan sabrosísimo y para mi asombro la mar de jugoso.
Igual que en el post de   Pan Esenio de Sarraceno , os vuelvo a decir que no esperéis nada parecido al pan tradicional, ni en sabor, ni en textura, pues es un pan muy distinto debido a que no contiene gluten, está elaborado con un pseudocereal (quinoa) y además no necesita fermentación.
Libre de azúcar, grasas no saludables y cargado de proteínas y omega 3 gracias a su contenido también en semillas de Chía, si os gustan los nuevos sabores os recomiendo mucho este “Panaco”

INGREDIENTES:

  • 2 tazas rasas de quinoa
  • 1/2 taza de semillas de chía
  • 1/4 taza AOVE
  • Una taza y un poco más de agua ( la mitad para remojar las semillas de chía y la otra mitad y un poco más para triturarlas junto con la quinoa)
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • El zumo de medio limón o la misma cantidad de vinagre de manzana
  • Media cucharadita de sal marina
  • Semillas de calabaza activadas

ELABORACIÓN:

  1. Lavamos muy bien la quinoa en un colador
  2. Remojamos durante toda la noche o 12 horas
  3. En un recipiente a parte remojamos la chía con media taza de agua el mismo tiempo que la quinoa
  4. Pasado el tiempo, escurrimos y volvemos a lavar la quinoa
  5. Vertemos la chía con el agua de su remojo, media taza de agua y un poco mas en la procesadora junto con la quinoa y el resto de ingredientes.
  6. Trituramos hasta formar una masa homogénea sin ser necesario triturar por completo los granos
  7. Vertemos en un molde forrado con papel o engrasado con AOVE para que no se pegue.
  8. Horno precalenado 180ºC; lo tendremos durante 1’5h. aprox a media altura calor arriba y abajo.

Nota: (id comprobando la masa antes del tiempo establecido, pues dependiendo del horno puede que esté lista antes o no.)

Podéis elegir las semillas que queráis para ponerle encima antes de hornear.

Bon Appetit!!!

IMG_20181204_193646