Seleccionar página

Galletas crudiveganas de alforfón fermentado.

Que el título no te asuste! tranquilo, es trigo sarraceno dicho de otra manera y el fermentado no te va a suponer más tiempo de elaboración activa; solo paciencia.
Fermentamos el alforfón para que el resultado final de la galleta sea digestivo puesto que son unas galletas crudiveganas ( no se someten a altas temperaturas de cocinado ) que preservan todos sus nutrientes. Además le damos el plus de predigerir éste pseudocereal y aportar probióticos naturales a nuestro organismo.
Están muy muy muy buenas.

INGREDIENTES:

  • 275 gr de copos de trigo sarraceno
  • 150 gr de almendras activadas
  • Pizca de vainilla
  • Pizca de sal
  • 170 ml melaza de arroz Bio
  • 90 gr aceite de coco virgen extra

ELABORACIÓN:

  1. Remojamos los copos durante la noche con agua filtrada y un buen chorro de kombucha* o keffir* de agua (vinagre de manzana eco o limón para substituír los fermentados* anteriores)
  2. Escurrimos bien y reservamos en un bol
  3. Enjuagamos las almendras y escurrimos
  4. Las trituramos sin llegar a formar una crema
  5. Añadimos las almendras al bol junto con el resto de ingredientes
  6. Mezclamos todo muy bien y con la ayuda de 2 cucharas formar bolas
  7. Disponemos las bolas con suficiente separación sobre un papel de horno o teflex para que no se peguen.
  8. Con un sello de galletas prensamos cada bola para aplanarla y decorarla
  9. Las llevamos al deshidratador durante aproximadamente 20 – 22 horas a 42ºC y listo!

Nota: Es importante humedecerse las manos si quieres formar las bolas sin la ayuda de las cucharas, pues si las tienes secas la masa se pegará en ellas y no conseguirás hacerlas.

Después de prensarlas con el sello las he ido poniendo una a una y con mucho cuidado sobre las bandejas del deshidratador, sin papel, para conseguir un secado más homogéneo y no tener que preocuparme de quitárselo en unas horas.
Si prefieres, puedes colocarlas con el papel o la hoja de teflex y quitarla pasadas unas horas, cuando se puedan manipular sin que se rompan.

Bon Appetit!!!

Taller de fermentados

Tras el interés prestado por varias personas sobre la charla de salud intestinal y probióticos por fín tenemos fecha para aprender a hacer tus propios alimentos fermentados; no te lo pierdas!!!! son fuente de salud y bienestar para nuestro organismo.

taller fermentados (2)

 

Rejuvelac

El Rejuvelac es una agua encimática probiótica resultante del fermentado de semillas germinadas; este nombre se lo dió Ann Wigmore. ( pionera del crudivorismo )
Es depurativo, antioxidante, regenerador de los intestinos y además contiene vitamina K, E y ocho de las del grupo B. Ayuda a la mejor asimilación de nutrientes.
Podemos darle varios usos puesto que no solo sus propiedades nutren y protegen a nuestro organismo sino que…

  • Evita que los alimentos se oxiden al batirlos o procesarlos de alguna manera gracias a la vitamina E antioxidante.
  • Sirve como líquido iniciador para hacer quesos, yogures y otros fermentados veganos.
  • Utilizado como aditivo para enriquecer cremas, salsas y batidos.
  • Como conservante en patés, crackers y mas elaboraciones.
  • Para aliñar ensaladas.

Os explico lo sencillo de su elaboración;
INGRDIENTES:
Cualquier semilla germinada ecológica como alfalfa, rabanitos, brocoli, sarraceno, trebol, fenogreco…..
Agua filtrada
ELABORACIÓN:

  1. Dispón una cucharada de germinados por litro de agua en un bote o recipiente de cristal.
  2. Tapa con un paño o servilleta y asegurate de fijarla con una goma para que quede bien tapado e impida que entre cualquier bichito.
  3. Deja fermentar a temperatura ambiente durante 48 h. en un lugar tranquilo lejos de corrientes de aire y cambios de temperatura.
  4. Transcurrido este tiempo cuela los germinados y refrigera en botella hermética de cristal. Se conserva hasta 3 días.

Notas: Al tratarse de una bebida probiótica y muy depurativa es conveniente tomarla diariamente en poca cantidad si no se ha tomado nunca, como en un vaso de chupito e ir aumentando la dosis.
Te animo a utilizarlo también para otras preparaciones descritas anteriormente, es un alimento muy valioso.