Galletas que vuelan!

Galletas que vuelan!

Ya está aquí la receta que me habéis pedido!!! puesto que son unas galletas que vuelan, literalmente, os dejo la receta con el doble de las proporciones, a ver si de esta manera duran un poco más y no da la sensación de que han desaparecido nada más dejarlas enfriar. Si por el contrario no queréis tener tantas, solo tenéis que utilizar la mitad de todo.
Aptas para celiacos puesto que no contiene gluten, gran variedad de nutrientes; omega 3, proteínas, grasas saludables, calcio y carbohidratos entre otros.
INGREDIENTES:

  • 1 taza de sésamo crudo
  • 2 tazas de copos de avena integral
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino
  • 1 taza de coco rallado
  • Una cucharadita de bicarbonato rasa
  • Un chorrito de limón
  • 1 taza y 1/2 de mermelada de mango casera (hecha con azúcar de coco y estevia al gusto)
  • Vainilla, canela y una pizquita de cardamomo (muy poquito) o convertirás una delicia en algo incomible.

ELABORACIÓN:
En la picadora o batidora, trituramos todos los ingredientes excepto las especias, la mermelada, el chorrito de limón y el coco.
Una vez obtengamos una harina de ésta mezcla, vertemos en un bol.
Añadimos ahora la mermelada de mango, las especias, el chorrito de limón y el coco.
Integramos todo bien y llevamos al frigo unos minutos para que tome consistencia.
Pasado el tiempo, vamos tomando porciones de masa y haciendo bolitas colocándolas en la bandeja de horno engrasada o sobre papel de estraza.
Aplanamos las bolitas para formar las galletas con la ayuda de otra bandeja y papel,  para que no se peguen, con el culo de un vaso o con lo que tengas.
Horno precalentado 180ºC, introducimos las galletas y bajamos a 170ºC hasta que cojan algo de color, el tiempo depende del grosor de las mismas.

NOTAS:
Recuerda que no debes esperar a que las galletas se endurezcan con el horneado, se endurecen una vez las sacas y las dejas enfriar sobre rejilla. Si las sacaras del horno duras del todo estarían muy secas y demasiado hechas, muy duras.
Puedes sustituír la mermelada por compota de manzana casera o comprada pero, mira bien los ingredientes!! Que no contenga azúcar refinado ni edulcorantes artificiales, es importante que no exceda de 3 ingredientes.
Si haces tú la compota y te queda poco dulce añade un poco de dátiles triturados con agua y una pizca de estevia en hojas molida.
Puedes decorarlas o no, yo en este caso puse chocolate orgánico puro rallado.

BON APPETIT!!!

 

Tejas de amaranto

Tejas de amaranto

Que vas a salir al campo? que quieres un snack que puedas llevar donde sea y te combine con todo? que quieres que sea saludable, rico en nutrientes y fácil de hacer?….aquí lo tienes.
INGREDIENTES:

  • 400 gr de harina de amaranto
  • 4 cucharadas soperas de chía molida
  • pizca de sal
  • orégano y albahaca al gusto
  • 10 mitades de tomate seco

ELABORACIÓN:

  1. (Opcional) remojar el amaranto toda la noche con un medio ácido o en este caso una vaso de Kombucha para fermentarlo y sea más dijestivo.
  2. Escurrir con una bolsa de hacer bebida vegetal o un paño de gasa
  3. Triturar los tomates con agua
  4. En un bol disponemos todos los ingredientes y mezclamos
  5. Dejamos reposar 20-30 minutos para que la chía se hidrate un poco con el agua de triturar los tomates.
  6. Vertemos la mezcla sobre un papel de horno y extendemos con la ayuda de una espátula dejando la masa con un grosor muy muy fino
  7. La llevamos al horno durante 30 minutos a 170ºC aproximadamente vigilando que no se queme.
  8. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  9. Servimos con lo que nos apetezca, nos vale tanto para dulce como salado.

NOTAS: La masa debe quedar algo blandita, no como una galleta.
Puedes suprimir el tomate si no te gusta y añadir únicamente un poco de agua a la mezcla.
En este caso yo las he montado para una comida salada, con verduras al wok y queso mozzarella vegano.

Bolas cremosas de arroz arborio, calabaza y parmesano vegano

Comencé a preparar un delicioso risotto con calabaza y debo decir que el resultado fué muy bueno; suave, cremoso y en su punto, pero…. qué pasa si esta preparación es para el día siguiente? pues que los almidones al enfriar se apelmazan un poco.
Os parece un problema? a mí en absoluto, es una nueva oportunidad de creación y de sacar partido a los alimentos, sabes porqué?
Los almidones de cereales y tubérculos cambian su composició molecular al enfriarse, obtenemos así más propiedades de los mismos siendo éstos mejor asimilados y digeridos, a su vez actúan como un tipo de fibra prebiótica que alimenta nuestra flora intestinal.
Este motivo ya es suficiente para ver la parte positiva de comerlo al día siguiente, además la crema de la elaboración también nos ayuda a que el arroz se pueda moldear…..el resultado de ésto fué presentar el risotto en forma de bolas; manera diferente y divertida) que al calentarlas un poco conseguimos de nuevo la textura untuosa original del plato.
Vamos a ello!!!
INGREDIENTES:

  • 1 calabaza tipo moscada
  • 2 cebollas medianas dulces
  • 1/2 kg de arroz arborio
  • Mejorana
  • Ras el haonut
  • Cebollino fresco picado o seco en especia
  • Alcaravea
  • Caldo de verduras
  • Sal marina y AOVE
  • 400ml de crema de coco
  • Levadura nutricional en copos

ELABORACION:

  1. Picamos la calabaza y las cebollas ( yo pongo la calabaza con piel por ser ecológica )
  2. Salteamos brevemente con aove y sal marina
  3. Añadimos el arroz, mezclamos todo a fuego medio y vamos incorporando poco a poco caldo sin dejar de remover.
  4. Conforme vaya absorbiendo vamos vertiendo más caldo hasta que se vaya ablandando el grano.
  5. Vertemos ahora la crema de coco y las especias. Seguimos removiendo.
  6. Vertemos el resto de caldo si todavía no está en su punto, sin dejar de remover.
  7. Pasamos a emplatar espolvoreando la levadura por encima, un poco de albahaca y una pizca de sal del Himalaya.

NOTAS:
Para picar la calabaza aconsejo una procesadora o algún electrodoméstico que lo facilite, pues a mano cuesta muchísimo por su dureza. (Yo vitamix a la velocidad 1)
Si optas por hacer las bolas deja que se enfríe por completo y con las manos húmedas forma las bolas del tamaño deseado, espolvorea la levadura, albahaca y sal por encima y listo!!!

Bon Appetit!!!

Magdalenas de arroz

Magdalenas de arroz

Como ya sabrás, las elaboraciones de repostería sin gluten nunca nos pueden dar el mismo resultado en cuanto a textura y sabor puesto que el gluten da esa consistencia, gomosidad y evita que se despedace o desmigue el producto en cuestión. Ésto no quita que éstas magdalenas sean saludables y deliciosas así que no dudes en hacerlas, el resultado es sorprendente; un sabor clásico a la vez que diferente y si eres intolerante al gluten o celiaco con ellas triunfarás!

INGREDIENTES PARA 24 MAGDALENAS
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas soperas semillas de lino
  • 1 vaso pequeño de kombucha
  • 150 grs de azúcar de coco
  • Una taza de almendras molidas
  • 1 pizca de vainilla
  • La ralladura de 1 naranja
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 50 grs. de leche de soja
  • 100 grs de aceite de girasol prensado en frío
  • 75 grs de maicena o arrurruz
  • 100 grs de harina de arroz
  • 15 grs de levadura de repostería en polvo y sin gluten; preferiblemente ecológica
  • Pizca de sal marina
ELABORACIÓN:
  1. Batimos los ingredientes líquidos en una batidora.
  2. Por otro lado mezclamos bien la harina con el resto de secos.
  3. En un bol vertemos la mezcla batida y vamos añadiendo los secos poco a poco removiendo bien para que no haya grumos.
  4. La llevamos a la nevera por 30 minutos.
  5. Pasado este tiempo, sacamos de la nevera y disponemos el resultado en las cápsulas para las magdalenas llenándolas hasta la mitad de su capacidad.
  6. Horno precalentado 180ºC. Deberán estar listas en 15 o 20 minutos, depende del horno; vigilad!
  7. Sacad del horno y enfriad sobre rejilla; cuidadito con su fragilidad
NOTAS:
Si no puedes o no quieres tomar huevo puedes sustituir cada uno de ellos por una cucharada de lino o chía por 3 de agua.
Si eliges la opción sin huevo incluye las semillas y el agua cuando vayas a batir los ingredientes líquidos.
Si no tienes kombucha sustituyelo por agua y un buen chorro de zumo de limon.
Pondremos 2 cápsulas de papel para cada magdalena
Antes de meterlas al horno puedes espolvorear un poco mas de azúcar de coco por encima, ya sabes, cuestión de estética pero….para qué mas azúcar si así ya están esquisitas? a mí su apariencia no me importa pero si tu lo prefieres, adelante.
Tarta de teff con manzana

Tarta de teff con manzana

Atención a los intolerantes al gluten y celiacos; esta deliciosa tarta os va a sorprender y mucho, a pesar de no llevar gluten su textura no se desmigaja en absoluto y tiene muchísimo punch.
El teff es un grano fino del tamaño de una semilla de amapola, con un sabor muy suave a nuez, y muy nutritivo ya que es rico en proteínas, calcio y hierro.
Os voy a explicar el método que he utilizado yo para que el grano sea más digestivo ( sobretodo por las personas que les cuesta digerir carbohidratos) pero también podéis optar por la opción más rápida.
INGREDIENTES:

  • 250 gr de semillas de teff
  • 50 gr de granos de sarraceno
  • 2 huevos
  • 1 taza de AOVE
  • 3,5 tazas de bebida vegetal ( arroz, soja, avena…)
  • 5 gr de goma xantana
  • 165 gr de fécula de patata
  • 60 gr de harina de tapioca
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharadita de hojas de estevia molidas
  • 1 taza de panela o azúcar de coco
  • Ralladura de 1 naranja
  • Canela y vainilla al gusto
  • Anís molido para la superficie
  • 2 manzanas para la superficie

ELABORACIÓN:

  1. Remojamos el teff y el sarraceno durante toda una noche con agua y un chorrito de vinagre. (Saltarse este paso para la opción corta)
  2. Pasadas las horas enjuagamos bien y colamos. (Saltarse este paso para la opción corta)
  3. En la batidora vertemos todos los ingredientes excepto el anís y las manzanas. (Para la opción rápida moler antes los granos de teff hasta conseguir una harina y reservar en un bol grande; batir el resto de ingredientes y añadir el resultado al bol con la harina. Mezclar todo bien hasta formar una masa homogénea.
  4. Engrasamos el molde que vayamos a utilizar para la tarta con aceite de coco, de oliva o en su defecto sobre papel de horno.
  5. Cortamos las manzanas en gajos finos y reservamos.
  6. Vertemos la masa en el molde y colocamos los gajos de manzana por encima espolvoreando con el anís molido.
  7. Horneamos a 180ºC durante aproximadamente 50 minutos o una hora, dependiendo del tipo de horno. (precalentar a 180ºC)
  8. Asegurarse que está lista pinchando con un palito, cuchilllo o tenedor observando que sale limpio al sacarlo.
  9. Retiramos la tarta del horno y esperamos que se temple antes de desmoldar.
  10. Desmoldar y dejar enfriar sobre rejilla para que no coja humedad.

Bon Appetit!!!